Squirt – La Eyaculación Femenina🤩

Si ya lo has intentado te felicitamos! El Squirt es la eyaculación femenina provocada por la estimulación del Punto G o Zona G.
Se dice mucho respecto al tema, pero nada en concreto, ya que se especula mucho gracias al contenido pornográfico que no explica mucho y lo hace ver TAN FÁCIL!
Muchas se preguntarán por qué nunca lo han experimentado, y es porque tiene su ciencia. Y a pesar de que a algunas mujeres les cueste, no perdemos la esperanza.
La eyaculación femenina consiste en la estimulación integral (con una excelente lubricación, por favor) de las zonas erógenas y genitales. Si quieres crear un ambiente propicio mejor aun!
Si estas sola o acompañada, la estimulación del clítoris es primordial. Con la estimulación manual, oral o con algún juguete se busca generar la erección de este maravilloso órgano. Luego se introduce un dedo en la vagina apuntando hacia arriba (hacia la guatita), ahí encontrarán una zona rugosa e hinchada justo detrás del hueso púbico.
Aplica presión e intensidad (con delicadeza y lubricación!) y movimientos circulares y con ritmo.
Después de un rato comenzarás a sentir ganas de orinar, pero no tiene nada de malo, no será orina lo que salga, sino un liquido blanquecino e inodoro.
La cantidad dependerá del tamaño de las glándulas de Skene (también llamada próstata femenina), que son las que contienen este líquido y lo expulsan.
Puede que tu eyaculación no coincida con el clímax, lo que es normal ya que no es lo mismo eyaculación y orgasmo (también aplica para los hombres).
Si no lo has intentado, te animamos a que lo hagas 🙂
Disfruta del placer potencial que guarda tu cuerpo, no te avergüences, no lo desperdicies.
*Recuerda que eres responsable de tu cuidado, así como de quién te acompañe. Protege, protégete.